Con más de 20 años de trayectoria, somos el referente regional, nacional e internacional más destacado del país.

MIOPÍA

 

Es el defecto refractivo en el cual la imagen se forma por delante de la retina. Estos pacientes ven poco o muy poco de lejos, con una mejor visión de los objetos cercanos (corto de vista).

Puede comenzar en la infancia o en el adulto joven. Puede corregirse con lentes aéreos o lentes de contacto.

 

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

 

Existen diferentes técnicas y la selección de la misma surge de los estudios previos que se realizan metódicamente.

Estos estudios son indoloros y no ocasionan molestias a los pacientes y deciden si podemos aplicar Excimer Láser y de qué forma.

Si el paciente es usuario de lentes de contacto deberá descansar de los mismos por el período que le indique el profesional.

Excimer Láser:

Es el Láser que se emplea para la corrección de defectos refractivos. Puede aplicarse de dos maneras diferentes.

LASIK:

Consta de dos pasos:

1. Confección de una delgada capa de la córnea anterior (Flap).

2. Aplicación del Excimer Láser.

En nuestra Clínica contamos con dos Láseres llamados FemtoSegundo que confeccionan dicho flap con una precisión y seguridad que supera la mano del mejor cirujano.

LenSx® Laser / IntraLase™ + Excímer Laser:

Antes de la llegada del FemtoSegundo el flap se confeccionaba de
manera manual con un instrumento mecánico llamado microquerátomo
que utiliza una cuchilla para realizar el corte.

Con este Láser se realiza la fotodisrupción del tejido sin necesidad de realizar cortes o sea sin empleo de cuchillas.

Una vez confeccionado el flap se realiza el segundo paso que es la aplicación de Excimer Láser.

Las ventajas fundamentales son: precisión quirúrgica, seguridad en el procedimiento y mejor calidad visual final.

Todo el procedimiento se realiza en un sólo paso, con anestesia en gotas, sin molestias para el paciente y de forma muy rápida.

La cirugía es ambulatoria:  una vez terminado el procedimiento el paciente se retira a su domicilio.

PRK:

Esta técnica se emplea en pacientes en los que no podemos realizar LASIK.

La opción de una técnica u otra se basa en el grosor corneal. Si la córnea no es suficientemente gruesa se puede practica PRK.

Retiraremos el epitelio corneal manualmente y luego se aplica el Excimer Láser.

Genera más molestias que el LASIK, y tendremos una recuperación un poco más lenta pero el resultado refractivo es el mismo.

Lentes intraoculares fáquicas: ICL

Es una lente diseñada específicamente para corregir defectos refractivos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo

Su material (Collamer®) es altamente biocompatible y si bien se emplea desde los años 90 ha sufrido modificaciones en su diseño y disponibilidad en dioptrías.

Indicaciones:

Se la indica en aquellos pacientes que no pueden ser intervenidos con Excimer Láser por distintas razones como:

  • Miopías elevadas
  • Corneas delgadas

 

ESTUDIOS

 

Son indoloros, no invasivos y fundamentales para realizar la indicación quirúrgica (paciente apto) y efectuar el cálculo de la lente.

Procedimiento:

Es ambulatorio, o sea que el paciente se retira a su domicilio luego de la cirugía.

La misma se realiza con anestesia tópica (gotas).

Como la lente es plegable, es insertada enrollada sobre sí misma, por una incisión de 2.8 mm.

Una vez dentro del ojo de despliega lentamente y el cirujano se encarga de posicionarla en su lugar definitivo: por detrás del iris.

El paciente deberá cumplir con la colocación de gotas antibióticas y los cuidados necesarios.

La visión se recupera rápidamente y puede reintegrarse a sus actividades visuales ni bien se sienta cómodo para hacerlo.

Si bien es un tratamiento reversible, la lente es para toda la vida y no modifica ninguna estructura del ojo.

Si en un futuro el paciente requiere otras cirugías (cataratas, por ejemplo) puede realizarlo sin ningún inconveniente.

Actualmente la gran variedad de tratamientos simples o combinados con que contamos hace que sea excepcional que un paciente no encuentre solución a su problema refractivo.